Rusia despliega misiles hipersónicos cerca de países de la OTAN

Será en Kaliningrado, el enclave ruso ubicado entre Polonia y Lituania, ambos integrantes de la alianza atlántica internacional. 

18 de agosto, 2022 | 17.08

Rusia anunció este jueves el despliegue de aviones equipados con misiles hipersónicos último modelo en Kaliningrado, el enclave ruso ubicado entre Polonia y Lituania (ambos integrantes de la OTAN), en plena guerra con Ucrania y en medio de la creciente tensión con la Alianza Atlántica. Según dijo el Ministro de Defensa Ruso es “en el marco de la puesta en marcha de medidas estratégicas de disuasión suplementaria”. 

En el comunicado citado por la agencia de noticias AFP, se trata de tres MiG-31 con misiles hipersónicos Kinjal que fueron de nuevo desplegados en el aeródromo de Chakalovsk. Los tres aparatos formarán una unidad de combate "operativa las 24 horas del día" y las aeronaves estarán en disposición de combate las 24 horas del día en el enclave, informó el portal ruso de noticias Sputnik.

Durante el vuelo, los pilotos de los MiG-31 se ejercitaron en la coordinación de las misiones con los cazas del sexto cuerpo de la Fuerza Aérea y la defensa antiaérea, así como con la aviación de la Flota del Báltico. Los misiles balísticos hipersónicos "Kinjal" ("puñal", en ruso) y los misiles crucero "Zircon" pertenecen a una gama de nuevas armas desarrolladas por Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, las calificó de "invencibles", ya que tienen la capacidad de escapar de los sistemas de defensa adversos.

En junio, antes de que la OTAN firmara el protocolo de ingreso de Finlandia y Suecia, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, llamó a redoblar la protección del territorio ante la nueva expansión de la alianza militar.

Por su parte, Rusia anunció en varias ocasiones haber utilizado misiles hipersónicos en condiciones reales en el marco de la ofensiva a gran escala que está llevando a cabo en Ucrania desde el pasado 24 de febrero.

Kaliningrado, perteneciente a Rusia tras su anexión en 1945 luego de la derrota total de los nazis, está situado en la desembocadura del río Prege y es la base de la Flota del Báltico de la Armada rusa. También es la plataforma de lanzamiento del misil Iskander, cuyo rango de alcance desde el enclave abarca casi toda Europa Occidental y tiene capacidad de transportar cabezas nucleares.

El despliegue de los misiles en ese territorio, uno de los más militarizados de Europa, se produce en un contexto tenso en que el enclave fue objeto de un creciente pulso diplomático entre Rusia y la Unión Europea (UE) en los últimos meses.

Hace algunas semanas, a raíz de las sanciones que aprobó la UE en respuesta al ataque ruso contra Ucrania, Lituania dejó de autorizar el tránsito por su territorio de algunas mercancías que iban rumbo a Kaliningrado. Sin embargo, tras las protestas y amenazas expresadas por Moscú, la UE pidió a las autoridades lituanas que autorice el tránsito por ferrocarril de bienes rusos, siempre y cuando no se trate de material militar.

Kaliningrado se abastece principalmente por vía férrea desde Rusia continental.

Con información de Télam.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►