Preocupación en el Vaticano: el papa Francisco canceló actividades

Por problemas de salud, el Papa no presidirá la misa del domingo en la Basílica San Pedro ni participará de las actividades que tenía programadas para el lunes.

23 de enero, 2021 | 20.13

El papa Francisco decidió suspender la misa que iba a presidir este domingo en la Basílica de San Pedro por un nuevo ataque de ciática. Así lo informó el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, a través de un comunicado emitido hoy. Además el Sumo Pontífice tampoco participará de la celebración del lunes, en ocasión de la semana de oración por la unidad de los cristianos.

Sin embargo, el vocero papal confirmó que el pontífice sí guiará la tradicional oración dominical del Angelus en la Biblioteca del Palacio Apostólico. También informó que se postergó, sin fecha definida, el encuentro que el Papa tenía previsto para este lunes con el Cuerpo Diplomático. Durante esta reunión el Santo Padre suele hacer un repaso por la situación geopolítica del mundo, por lo que es un momento bastante esperado por todos.

El domingo la misa la presidirá Monseñor Rino Fisichella, mientras que será el cardenal alemán Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, quien reemplazará a Francisco en la celebración del lunes en la Basílica de San Pablo. 

No es la primera vez que el Papa debe suspender sus actividades por sus dolores de ciática. El 31 de diciembre y el 1 de enero pasados no pudo presidir las celebraciones para terminar el 2020 y comenzar el 2021 que tenía programadas por este problema de salud que lo aqueja hace bastante tiempo. El pontífice argentino de 84 años reveló, por primera vez ante la prensa internacional, que sufre de la ciática luego al regreso de su primer viaje fuera de Italia como Papa a Brasil, en junio del 2013.

El Sumo Pontífice sufre de estos dolores desde que era Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires. Este problema de salud es el que genera que, en ocasiones, Francisco camine mal y tenga que renguear. Preocupa en la Santa Sede, y entre los fieles claro, que en menos de un mes el Papa haya tenido que suspender sus actividades por recomendación de su médico.

Tres cardenales y un monseñor cercanos fueron diagnosticados como positivos de coronavirus en las últimas semanas, por lo que se informó que Francisco debió someterse al correspondiente hisopado, que arrojó un resultado negativo. Vale recordar, sin embargo, que el Papa fue inmunizado, con la vacuna producida por Pfizer, el pasado 13 de enero por ser considerado "grupo de riesgo", junto a otros ciudadanos de la ciudad y unos 25 indigentes que viven en las cercanías de la Plaza San Pedro.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►