Protestas en Cuba: Díaz Canel denunció a EEUU por "un intento de desestabilización" y llamó a resistir

Tras una jornada de acciones callejeras opositoras, el presidente de Cuba señaló a los Estados Unidos por utilizar la crisis energéticas y el rebrote de contagios de Covid-19 para promover las protestas. Siempre en línea con los intentos injerencistas, Almagro respaldó las manifestaciones.

11 de julio, 2021 | 23.23

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, llamó el domingo a la población a defender en las calles a la Revolución, después de denunciar los intereses de desestabilización tras las manifestaciones registradas en diversas localidades del país, por el impacto de la crisis económica y la pandemia de covid-19.

"Convocamos a todos los revolucionarios a salir a las calles a defender la Revolución en todos los lugares", dijo Díaz-Canel, en una alocución televisada en cadena nacional, tras regresar de un recorrido por San Antonio de los Baños, a 36 kilómetros al suroeste de la capital cubana, escenario de una de estas protestas.

"¡A la Revolución la defienden los revolucionarios! Y entre los revolucionarios, los comunistas vamos al frente. Jamás como élite, sino en calidad de fuerza consciente y comprometida", enfatizó.

Díaz-Canel denunció la participación del Gobierno de EEUU en las acciones de desestabilización política históricas que tienen lugar contra Cuba, y que se han intensificado, particularmente, durante la pandemia.

El presidente de Cuba detalló los planes de grupos opositores dentro de la isla, a los que acusó de estar financiados desde EEUU, y que se han aprovechado de la crisis económica y el rebrote del covid-19, para incentivar sus acciones desestabilizadoras para provocar el derrocamiento del Gobierno en la isla.

Díaz-Canel afirmó además que el país superará el actual pico pandémico de casos de covid-19, uno de los detonantes de manifestaciones registradas en distintas localidades del país.

"El pico pandémico no es solo un caso cubano. Cuba lo que logró fue postergarlo en el tiempo, y lo resolveremos", aseguró Díaz-Canel, en una alocución televisada en cadena nacional, en la que reiteró las circunstancias que condujeron a la actual emergencia sanitaria, como el recrudecimiento de las restricciones económicas impuestas por Estados Unidos.

"Ratificar que el Gobierno cubano, encabezado por el Partido, tiene toda la voluntad política para argumentar y reconocer los problemas que tenemos. Pero reconociendo cuál esa la verdadera causa de nuestros problemas, sin dejarnos confundir", señaló el jefe de Estado.

Díaz-Canel denunció la participación del Gobierno de EEUU en las acciones de desestabilización política históricas que tienen lugar contra Cuba, y que se han intensificado, particularmente, durante la pandemia.

Mencionó los dos problemas que más han golpeado al país, el energético, que impacta directamente en el servicio eléctrico en los hogares, y el otro el de los medicamentos, en un escenario en el cual han aumentado los enfermos y por tanto el consumo de medicinas.


"Dicen que somos dictadura... Una dictadura que trata de buscar bienestar para todos y que en medio de esta situación está aspirando a vacunar a todo su pueblo", ironizó.

Almagro respaldó las protestas

 

Habitual vocero y ejecutor de intentos injerencistas en la región, el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, salió en respaldo de las manifestaciones. "Reconocemos el legítimo reclamo de la sociedad cubana por medicinas, alimentos y libertades fundamentales. Condenamos al régimen dictatorial cubano por llamar a civiles a reprimir y a la confrontación contra quienes ejercen sus derechos de protesta" tuiteó el jefe del organismo internacional. Desde que asumió al frente de la OEA, Almagro apareció involucrado en los procesos de desestabilización y golpes en Bolivia, Venezuela y otros gobiernos populares de la región. 

 

(Con información de Sputnik)

LA FERIA DE EL DESTAPE ►