A semanas de la elección, Trump deja el hospital donde se internó por coronavirus

Por cuadro de COVID, el presidente de Estados Unidos volverá a su casa. Su médico reveló que usó oxígeno durante una hora antes de ir al hospital.

05 de octubre, 2020 | 17.04

A días de haber confirmado su contagio por coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que deja el hospital donde estuvo internado a semanas de una nueva elección presidencial que lo encuentra en una posición incómoda. Según confirmó, recibirá el alta a las 19.30 de Argentina y pidió no tenerle miedo al coronavirus. Su esposa, Melania, también dijo sentirse mejor pero advirtió que continuará con reposo y cuidados en su hogar, además de agradecerle al equipo médico por la atención recibida. 

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

Trump fue internado el viernes en el Centro Médico Walter Reed. Vía Twitter, mismo medio que eligió para informar su contagio, aseguró: "¡Me siento muy bien! No le tengan miedo a la COVID. No dejen que les domine la vida. Desarrollamos, bajo el Gobierno de Trump, varias drogas y conocimiento excelentes. ¡Me siento mejor de lo que me sentía hace 20 años!". Poco antes, el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca había dicho que el mandatario de 74 años "continúa mejorando" y logró un "progreso increíble''.

Melania también usó las redes sociales para hablarle a los ciudadanos norteamericanos: "Me siento bien y continuaré con el reposo en casa. Gracias al equipo médico y a todos los cuidadores. Mis oraciones siguen dirigidas para todos aquellos que están enfermos o que tienen algún familiar afectado por el virus".

Sin embargo, la Casa Blanca aún no encuentra paz porque la secretaria de prensa y principal vocera presidencial, Kayleigh McEnanny, comunicó su contagio: "Después de obtener varios resultados negativos todos los días desde el jueves, hoy di positiva de COVID-19, pese a no experimentar ningún síntoma. Ningún periodista, productor o miembro de la prensa fueron incluidos como contactos cercanos por la Unidad Médica de la Casa Blanca", dijo en redes sociales e informó que iniciará "un proceso de cuarentena mientras trabaja remoto".

Los contagios masivos en el entorno presidencial comenzaron con el diagnóstico de Hope Hicks, asesora de Trump. El mandatario confirmó su cuadro el jueves y horas más tarde fue internado. Menos de tres días después de haber protagonizado el debate electoral con su contrincante demócrata, Joe Biden. El médico del republicano, Sean Conley, contradijo sus declaraciones del sábado y señaló que el viernes el mandatario requirió la administración de oxígeno durante una hora cuando todavía estaba en la Casa Blanca.

En tanto, el vicepresidente Mike Pence volvió a dar negativo y confirmó su presencia en el debate de mañana en Utah, mientras que el candidato presidencial opositor, Joe Biden, también volvió a recibir un resultado negativo y continuará haciendo campaña.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►