Corea del Norte ensayó otro misil por las maniobras militares de EEUU y Corea del Sur

19 de marzo, 2023 | 15.18

(Agrega reacción del G7)

Corea del Norte disparó hoy un misil balístico de corto alcance, la cuarta demostración de fuerza en una semana en señal de rechazo a un gran ejercicio militar frente a sus costas por parte de sus enemigos Estados Unidos y Corea del Sur, y que fue cuestionada por el Grupo de los Siete (G7).

Los tres países se acusan mutuamente de las tensiones crecientes por la serie de maniobras militares que realizan regularmente Estados Unidos y Corea del Sur y por las decenas de lanzamientos de misiles de Corea del Norte que siempre los acompañan.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Estados Unidos y Corea del Sur están en medio del mayor ensayo militar conjunto de los últimos cinco años, un ejercicio de 11 días denominado Escudo de Libertad.

Corea del Norte, que está técnicamente en guerra con ambos países, percibe estas maniobras como preparativos para una invasión y ha advertido de una respuesta "apabullante".

El Ejército surcoreano dijo que detectó el disparo de un misil balístico de corto alcance desde Corea del Norte hacia el mar de Japón.

El misil recorrió 800 kilómetros y está siendo analizado por la inteligencia estadounidense y sur coreana, dijo el Estado Mayor Conjunto surcoreano en un comunicado.

"Nuestras fuerzas armadas mantienen una postura de plena disponibilidad basada en su capacidad de responder abrumadoramente a cualquier provocación de Corea del Norte, al tiempo que realizan ejercicios y maniobras conjuntos", agregó.

Japón también confirmó el lanzamiento.

El ministro de Defensa japonés, Yasukazu Hamada, dijo a periodistas que su país "presentó una protesta vehemente y condenó fuertemente" a Corea del Norte, utilizando su embajada en China.

El comando militar Indo-Pacífico de Estados Unidos condenó el lanzamiento, y destacó el "impacto desestabilizador" del programa bélico coreano.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur declaró unas horas después del lanzamiento que en los ejercicios conjuntos con Estados Unidos participó al menos un bombardero estadounidense de largo alcance BP-1BP.

Por su parte, el G7 -que integran Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido- condenó el lanzamiento "en los términos más contundentes", en un comunicado firmado por sus cancilleres.

La nota afirmó que el ensayo "supone un deterioro de la paz y la seguridad internacional y regional", y recordó que en el último año Pyongyang "intensificó sus acciones de escalada con un récord de lanzamientos de misiles balísticos" y su "retórica irresponsable y desestabilizadora sobre el uso de armas nucleares".

"Corea del Norte no puede y jamás podrá tener el estatus de Estado con armas nucleares según recoge el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares; instamos a Corea del Norte a comprometerse con la diplomacia para la desnuclearización y aceptar las reiteradas ofertas de diálogo planteadas por Japón, Estados Unidos y la República de Corea", en referencia a Corea del Sur, añadió el documento, según la agencia de noticias Europa Press.

El lanzamiento del misil ocurrió un día después de que la prensa oficial norcoreana informara que más de 800.000 jóvenes se ofrecieron de voluntarios al Ejército para combatir a "imperialistas estadounidenses".

El jueves pasado, Corea del Norte probó su misil balístico intercontinental (ICBM) más grande y poderoso, el Hwasong-17.

La agencia de noticias norcoreana KCNA calificó el lanzamiento del Hwasong-17 como una respuesta a los "frenéticos" ejercicios de Estados Unidos y Corea del Sur.

Es la segunda vez en lo que va de este año que Corea del Norte lanza un ICBM.

Está previsto que el Consejo de Seguridad de la ONU celebre una reunión de emergencia el lunes sobre el lanzamiento del misil balístico, a petición de Estados Unidos y Japón, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

En tanto, la norcoreana KCNA informó hoy que la Cancillería advirtió "enérgicamente" a Estados Unidos y otros países que en la discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU se deben incluir "contramedidas legítimas de autodefensa" para Corea del Norte.

KCNA indicó ayer que las maniobras conjuntas se "acercan a una imperdonable línea roja".

Corea del Norte se encuentra técnicamente en guerra con Estados Unidos y Corea del Sur desde que la Guerra de Corea (1950-1953) culminó con un armisticio y no con un tratado de paz.

Desde entonces, su Gobierno comunista ha desarrollado armas y probado armas atómicas -algo ilegal- que dice necesitar para disuadir una invasión de Estados Unidos, que tiene 28.500 soldados en Corea del Sur.

La última ola de lanzamientos de Pyongyang han llevado a Corea del Sur y Japón a limar asperezas sobre sus disputas históricas e intentar impulsar la cooperación en materia de seguridad.

El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, viajó la semana a Japón para reunirse con el primer ministro, Fumio Kishida, en busca de fortalecer sus relaciones ante la creciente belicosidad de Corea del Norte.

Corea del Norte se declaró el año pasado como una potencia nuclear "irreversible", y su líder Kim Jong-un llamó recientemente a un aumento "exponencial" de la producción de armas, incluidas las armas nucleares tácticas.

Kim también ordenó a las fuerzas armadas norcoreanas intensificar su preparación para una "guerra real".

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►