Una delegación de Colombia ya está en Cuba para retomar el diálogo de paz con la guerrilla ELN

Las negociaciones habían sido suspendidas por el ex presidente Iván Duque. La búsqueda de la paz fue una promesa central de su sucesor, Gustavo Petro. 

11 de agosto, 2022 | 18.06

Una delegación del Gobierno de Colombia aterrizó este jueves en Cuba para negociar la agenda de diálogo paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), suspendida por el ex presidente Iván Duque al comienzo de su mandato. “La paz total no es solo nacional sino va más allá de las fronteras”, escribió en su Twitter el ministro de Relaciones Exteriores y Paz que encabeza la comitiva, Álvaro Leyva Duran, el enviado del flamante presidente Gustavo Petro. 

Junto con él viajaron el senador oficialista Iván Cepeda y el comisario Danilo Rueda, a quienes el presidente Petro les encargó establecer el primer contacto del flamante gobierno con la organización insurgente para avanzar con la negociación de paz, informó el diario local El Espectador.

Luego de participar en el Consejo de Seguridad realizado en Chocó, ubicada en el Pacífico Colombiano, Petro sostuvo que Rueda “está autorizado para hacer contacto (con el ELN)” y señaló que el trabajo consistirá en “auscultar hasta dónde es cierta la posibilidad de procesos de paz, de acogimiento a la justicia, en muchos casos, de reinicio de negociaciones y de treguas bilaterales”.

En tanto, según el diario El Espectador, la comitiva colombiana se reunirá tanto con miembros del ELN como con delegados del Gobierno cubano. "Con el ELN el proceso está avanzado”, aseguró una fuente. Las negociaciones comenzaron durante el Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos, en 2014, primero en Quito, Ecuador, y luego se trasladaron a Cuba. En paralelo se llevó adelante un proceso similar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo insurgente del país, que finalmente cerró un Acuerdo de Paz en 2016.

Con el ELN el escenario se tensionó con el cambio de mando y la postura reticente por parte del ex presidente Iván Duque a un cese al fuego bilateral, hasta que finalmente se cerró el proceso a comienzos de 2019, tras un atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, en la que murieron decenas de jóvenes policías.

El lunes de esta semana, un día después de asumir el Gobierno y luego de su primera reunión bilateral con su par chileno, Gabriel Boric, Pedro dijo que reanudarían los diálogos en el punto donde fueron interrumpidos. Al salir de ese encuentro Boric informó que el tema de las negociaciones con el ELN fue parte del encuentro bilateral y que ofreció que se realizaran en Chile.

“Primero reconocemos los protocolos, que se llamaron así de carácter diplomático, por medio de los cuales podía haber negociación. Había unas coberturas incluso de los países que garantizaban sus espacios geográficos para la realización de diálogos”, explicó.

En consonancia se manifestó el comandante del ELN, Antonio García: “Quien la rompió fue el Gobierno de Duque, ahora el nuevo gobierno y el Estado colombiano deben ponerse a salvo de dicho incumplimiento. Es lo básico; por tanto, punto de partida para reiniciar las conversaciones”.

Desde su cuenta de Twitter, García resaltó el papel que la Iglesia Católica y gobiernos como el de Cuba, Ecuador y Venezuela han tenido en el proceso y destacó que “el ELN jamás ha colocado condición alguna para dialogar o para buscar una solución política al conflicto armado en Colombia”.

Un día más tarde sumó un análisis de las razones que atraviesan al país desde hace 60 años, en donde señaló la responsabilidad de los consecuentes Gobiernos: “Estos han negado soluciones para una vida digna de la mayoría de la sociedad; el proyecto de vida de estos poderosos es usufructuar los beneficios que da la concentración de riqueza en pocas manos”, sostuvo.

Por el momento, se sabe que habrá un delegado de la Iglesia Católica en las negociaciones con el ELN La Habana, pero aún se desconoce quién será.

Con información de Télam.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►