Aborto: ¿Cómo impacta la decisión de la Corte de EEUU en Puerto Rico?

Organizaciones boricuas repudiaron el fallo y defendieron el acceso a la práctica en su estado.

24 de junio, 2022 | 19.32

Las organizaciones defensoras de derechos reproductivos y no reproductivos en Puerto Rico repudiaron la decisión que dio a conocer este viernes la Corte Suprema de Estados Unidos de revocar el histórico fallo Roe vs. Wade, que desde hace 50 años garantizaba el derecho de acceso al aborto en Estados Unidos. Con esta decisión, respaldada por los seis jueces conservadores del máximo foro judicial estadounidense, queda en manos de los estados y territorios la legislación para proteger y hacer accesible el derecho o para prohibir su práctica. “Aun con la decisión, en Puerto Rico el aborto continúa siendo legal”, sostuvo el portal local Todas. ¿Por qué esta decisión impacta allí?

Puerto Rico es uno de los dos estados libres asociados de Estados Unidos, junto con las Islas Marianas del Norte, un archipiélago del Pacífico. Este estatus da a Puerto Rico cierta independencia sobre sus asuntos internos, pero no potestad sobre sus relaciones exteriores. Puerto Rico mantiene ese régimen desde 1952, cuando el Congreso estadounidense aprobó la Constitución de Puerto Rico, que antes había sido redactada en la isla y aprobada en un referéndum local.

Dado ese contexto, las organizaciones puertorriqueñas salieron a aclarar cómo impacta esta decisión del máximo tribunal internamente. “El derecho al aborto seguiría siendo legal y estaría reglamentado, como hasta ahora, por el Departamento de Salud”, explicó la abogada feminista Yanira Reyes Gil cuando se filtró la decisión del tribunal a principios de mayo al portal Todas. “Para que eso cambiara, tendría que haber una legislación aprobada por ambas cámaras (Senado y Cámara de Representantes) y por el gobernador, en la que se establezca una limitación al derecho al aborto”, dijo. 
 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

“Nos parece importante recalcar que los tribunales no reconocen ni eliminan derechos. Los derechos les pertenecen a las personas. Las leyes reconocen, pero no derogan derechos. (...) El aborto sigue siendo legal en Puerto Rico. Sigue siendo legal. Las citas en las clínicas de aborto no se están cancelando”, señaló la directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico, Ariadna Godreau Aubert, al portal El Nuevo Día, tras aclarar que esta decisión era "temida y esperada". Y sumó: "Es preocupante no solo por el impacto directo en la vida de las mujeres y sus derechos sexuales y reproductivos, sino porque va impactar la defensa de otras libertades fundamentales, entre ellas el cómo tú crías a tus hijos, con quién te casas, cómo administras la intimidad de tu hogar y de tu cuerpo”.

¿Cómo está regulado el aborto en Puerto Rico?

En la isla, Ayuda Legal Puerto Rico es una de las organizaciones activistas en defensa de los derechos reproductivos. A través del portal ayudalegalpr.org busca promover el acceso a la justicia en Puerto Rico a través de información legal abierta y accesible. Allí, explican que la práctica es legal. Allí, prevalece la normativa del caso de Pueblo vs. Duarte (1980) –en el que se intentó criminalizar a un médico licenciado por hacer un aborto a una menor de 16 años–, en donde el Tribunal Supremo de Puerto Rico avaló el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo e interpretó de manera amplia el concepto de salud, que aparece en el Código Penal, para que incluyese la salud física y la mental. En ese sentido, es una garantía protegida en la Constitución por el derecho a la intimidad.   

“Por tanto, ninguna ley puede prohibir el aborto. Lo que sí pueden hacer los estados y jurisdicciones como Puerto Rico, es establecer unas guías y procesos. Esas guías y procesos no pueden ser obstáculos para ejercer el derecho a terminar un embarazo. Más adelante, aclaramos algunas de las principales preocupaciones sobre el aborto”, determinan desde la Ayuda Legal. A esto, la periodista puertorriqueña Cristina Quiles, explicó a El Destape que “el aborto es legal a petición en cualquier etapa de gestación y no se requiere ofrecer razones para recibir el servicio”.

En tanto, la decisión de acceder a una interrupción legal del embarazo es única e individual de la mujer embarazada. No necesita el consentimiento de la pareja o ex pareja, estén o no casados.

Ante la consulta sobre si ven la posibilidad de que ahora quienes quieran abortar viajen a la isla, Quiles respondió a este medio que "sí" y detalló: “De hecho, antes de la decisión de Roe v. Wade era muy común que mujeres con los medios para hacerlo viajaran a Puerto Rico para practicarse abortos. Le llamaban al viaje el ‘San Juan weekend’. A esto sumó que, desde el último tiempo, cuando las legislaciones comenzaron a hacerse más restrictivas en distintos estados se retomaron estos viajes con mayor frecuencia: “Recientemente, he conocido de personas que han viajado a Puerto Rico para recibir el servicio por las limitaciones impuestas”.

La insistencia fundamentalista

Pese al marco legal existente, las alertas están encendidas. “El reconocimiento de este derecho también está bajo acecho por parte de grupos religiosos fundamentalistas antiderechos”, advirtió Quiles. Es que el pasado martes, el Senado aprobó una iniciativa que pretende prohibir la práctica del aborto desde la semana 22 de gestación. El Proyecto 693 fue aprobado -con 16 votos a favor, nueve en contra, una abstención y una ausencia-, y ahora se encuentra bajo el análisis de la Cámara de Representantes. De ser aprobado, pasaría al gobernador Pedro Pierluisi para su evaluación y firma.

Además, desde el 2021, se han radicado 13 proyectos de ley que buscan limitar la práctica y su accesibilidad. Mientras tanto, en los países del sur del continente, la fuerza de la marea verde que se empujó desde Argentina tras años de militancias por el derecho al acceso a la salud sexual y (no) reproductiva, sigue vigente y avanza en distintos países: Colombia, Uruguay, Cuba, México, Guyana y Guyana Francesa.  

LA FERIA DE EL DESTAPE ►