La cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, volvió a encender el ventilador y minimizó el rol de la Unión Cívica Radical dentro de la alianza gobernante y aseguró que no romperá con el PRO, a pesar de sus diferencias.

Embed

En una entrevista con LN+, la legisladora de la Coalición Cívica defendió el nuevo tarifazo al advertir que "la culpa no es de Iguacel" y arremetió: "Cambiemos somos Macri y yo"

Rápidamente se apresuró en aclarar: "El radicalismo es importante, es mucho más importante que nosotros. Mario negri es mi hermano, tenemos 25 de amistas" pero reveló que hay radicales a los que "no" les atiende el teléfono como en el caso del presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo a quien catalogó de "poste".

"Mi papá decía una cosa, que cuando no quiera hablar con alguien que lo declare como poste de teléfono", recordó.