Intendentes bonaerenses de la oposición mantendrán esta tarde una reunión en la localidad de Merlo para analizar cómo hacen frente a la crisis, luego de la devaluación del 100 por ciento del peso desde que comenzó el año. Los jefes comunales temen que haya hiperinflación y desabastecimiento.

“Somos cautos y no queremos elevar olas, pero si el gobierno no da un cambio de timón esto termina en hiperinflación y desabastecimiento con las consecuencias que todos conocemos”, afirmó un intendente al sitio Info135.

En la reunión, que será a puertas cerradas, fueron invitados dirigentes de la CGT, de la CTA, Hugo y Pablo Moyano, Roberto Baradel y diputados y senadores del peronismo.

Los intendentes están preocupados porque reciben el impacto social de la crisis: cada vez más gente pide ayuda a los municipios, se incorporan familias enteras a los comedores populares y comienza el desabastecimiento.

En esta nota