Dos Intendentes de las principales ciudades del sur del país advirtieron por una desidia del Gobierno que atenta contra el turismo en esa zona. Las quejas más importantes fueron por los altos costos en pasajes de avión y la baja de la frecuencia de vuelos.

En conjunto con la Asociación Argentina de Operadores de Viajes y Turismo, los jefes municipales de El calafate y Ushuaia firmaron una solicitada en la que reclamaron al Gobierno por los problemas turísticos que tuvieron ambas ciudades en lo que va del año. El documento advirtió por una fuerte caída en la actividad.

¿Cuáles fueron las críticas? El costo del ticket aéreo a El Calafate, estimado en $ 25.000, y a Ushuaia, cuyo valor asciende a más de $ 11.000. Otro de los puntos fue que la empresa Aerolíneas Argentinas no aumenta la frecuencia de vuelos por baja rentabilidad y que la Secretaría de Turismo no explota el valor de las atracciones que presentan ambas localidades para los visitantes.

“¿Cómo se explica que ni el secretario de Turismo de la nación, Gustavo Santos, ni el presidente, Mauricio Macri, hayan visitado El Calafate y nuestros glaciares?”, cuestionó la solicitada, y remató de forma terminante: "¿Qué tipo de política tiene nuestro país en materia turística cuando se demuestra semejante desinterés por una de las postales argentinas que más recorren el mundo?".

LEER MÁS: Crisis: en agosto, los salarios se derrumbaron contra la inflación

En esta nota