El municipio de Villa Gesell atraviesa una difícil situación ya que la única línea local de colectivos se encuentra de paro debido a que la empresa El Último Querandí decidió rescindir el contrato. Desde el gobierno municipal, denunciaron presiones por parte de la Unión de Transportes Automotor (UTA) y agresiones para que contraten a una nueva empresa que “tiene vínculos con el sindicato”.

El miércoles pasado, una patota de la UTA de Mar del Plata atacó al intendente Gustavo Barrera debido a que le dio el servicio de transporte escolar a una empresa que realizaría el recorrido de forma gratuita por la crisis que vive el distrito. Según denunciaron desde el oficialismo, el gremio dirigido por el sindicalista “dialoguista” Roberto Fernández envió a un grupo de manifestantes a golpear al jefe comunal y al jefe de Gabinete, Cristian Angelini.

Embed

También, culparon al sindicato de haber prendido fuego 11 colectivos que iban a prestar servicio hasta que se resolviera el conflicto y de amenazar a empresarios da la zona.

En comunicación con El Destape, Barrera relató que “el conflicto comenzó el 8 de febrero cuando la empresa rescindió el contrato con el municipio, a raíz de esto se presentó la UTA queriendo imponer una empresa, la 25 de Mayo, que no fue aceptada porque no tiene buenos antecedentes”.

Advirtió que la firma “está denunciada por tener choferes fantasmas, desviar el subsidio y tiene un directorio procesado y embargado por 20 millones” y denunció que tras la negativa del Municipio de no contratar a la compañía que recomendó la UTA “aparecieron prendidos fuego, 11 micros de otra empresa que se iba a contratar”.

bomberos villa gesel 2.jpg

“No pudimos efectuar transacciones por lo menos para subsanar el conflicto. Pedimos modificar el recorrido de la empresa Montemar para que pase por Villa Gesell, acordamos con el dueño y hasta mandamos el decreto a la Provincia pero el empresario nos dijo que no lo iba a hacer”, contó con preocupación.

Y agregó que para el lunes que es el inicio de clase contrataron a “seis micros escolares pero dijeron que no van a dejar que circulen”. “Vivimos una situación compleja por parte del gremio porque hacen mucha presión para no encontrar una solución como corresponde”, cuestionó.

LEÉ MÁS: La escandalosa decisión de la UTA para boicotear el paro de la CGT

Asimismo, reveló que una de las propuestas que se le hizo a los trabajadores fue “poner una cooperativa pero de nuevo dijeron que no” y reiteró que “el sindicato por algo presiona tanto”.

Por otra parte, apuntó contra el Gobierno nacional y provincial ya que “no responden los llamados ni los mails” que realizó el Municipio para que “den una mano para solucionar el conflicto”.

Ante esta actitud de Cambiemos, el jefe comunal dejó entrever que la falta de respuesta es por diferencias políticas. “Si nosotros tuviésemos un acompañamiento de Nación o Provincia, podríamos encontrar otro tipo de solución pero no responden”, sentenció.

Para finalizar, Barreara ratificó que el lunes pondrán en funcionamiento los colectivos escolares para que los chicos vayan a clases, a pesar de las amenazas del gremio.

En esta nota