Roberto Navarro, Víctor Hugo y el primer debate presidencial Suscribite

X
La guerra que se lleva a cabo en Siria tiene hasta ribetes bizarros. Un ex rehén del temible Estado Islámico, que se hizo famoso por sus ejecuciones, confesó en una entrevista televisiva que el "Jihadista John", protagonista de esos tenebrosos videos, lo obligaba a bailar tango con él.

Daniel Rye, un fotógrafo danés de 26 años que estuvo bajo el cautiverio del grupo terrorista durante un año, le contó a la cadena televisiva DR una insólita experiencia que vivió. "(Jihadista John) me obligaba a bailar tango con él", relató.

Sin embargo, la "pieza de baile" no era más que una parte de la sesión de torturas a las que eran sometidos los prisioneros, algunos de ellos asesinados frente a cámara, en videos que luego eran difundidos a través de las redes sociales. Rye prosiguió con su historia: "Me llevaron afuera de la prisión y me apretaron (sic). Me patearon y golpearon mientras me amenazaban con cortarme la nariz".

Su captor no era ni más ni menos que el "Jihadista John" apodo que las fuerzas de seguridad occidentales le pusieron a Mohammad Emwazi, el "protagonista" de muchas de las ejecuciones, informó la cadena CNN.

Según el experto Michael Weiss, quien investigó el accionar de ISIS, sus seguidores reaccionaron con alegría luego de saberse la historia de Rye y el tango. El fotógrafo danés estuvo "preso" desde mayo del 2013 hasta junio de 2014, cuando fue liberado luego de que su familia pagara el rescate. Dos meses después, Jihadista John apareció decapitando al periodista James Foley, compañero de cautivero de Rye, en lo que fue el primero de una larga saga de muestras de sadismo por parte de los rebeldes.