Miembros de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y hasta la AFIP culminaron el allanamiento a la propiedad de Cristina Kirchner en El Calafate luego de tres días, un nuevo récord del juez de la causa de los cuadernos del chofer, Claudio Bonadio.

LEE MÁS "Cristina no piensa volver a su departamento de Recoleta por motivos de seguridad"

Luego de que en la noche del pasado viernes se decidiera suspender las tareas de registro en la propiedad ubicada sobre la calle Padre De Agostini, uniformados retomaron las inspecciones ordenadas por el magistrado, que el último viernes ya adelantó públicamente su fallo contra la ex presidenta y hoy senadora de Unidad Ciudadana.

Embed

En esa primera jornada, las tareas habían demandado seis horas, mientras que este sábado ya van cuatro horas de registro. La casa de El Calafate, en la que falleció el ex presidente Néstor Kirchner en octubre de 2010, es la tercera propiedad de la líder de Unidad Ciudadana que es allanada en el marco de la denominada causa de los cuadernos.

Embed

Además de los efectivos de las tres fuerzas y los miembros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), también había en el operativo perros entrenados para allanamientos y distintos elementos de tecnología para revisar paredes, techos y suelos.

Así, superaron a la jornada del jueves, cuando los oficiales estuvieron 13 horas en el domicilio de Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires. El abogado defensor de la ex Presidenta, Carlos Beraldi, intentó presenciar la requisa pero fue expulsado por las fuerzas de seguridad.