Sin lugar a dudas, esta es una de las paradojas más increíbles de la comida. El maní conocido en todo el mundo como 'japonés' se lo conoce en el país oriental con el gentilicio de mexicano.

La razón es que, pese a que fue inventado por el japonés Yoshigei Nakatani, el hecho ocurrió en México.

El oriental llegó a la tierra azteca en el año 1932 como empleado de una empresa de botones. Cuando esta empresa fundió, Nakatani comenzó a buscar su propio emprendimiento y desarrolló un maní enharinado y sazonado con salsa de soya.

LEÉ MÁS: VIRAL: el pitbull aterrorizado por un gatito

En esta nota