El Gobierno nacional insiste con sus explicaciones insólitas a la hora de justificar el estrepitoso fracaso económico de su gestión y sigue culpando a Cristina Kirchner. Ahora, por la fuerte suba del riesgo país.

El índice elaborado por el JP Morgan alcanzó los 806 puntos, un nivel similar al que el país tenía al iniciar el 2001, y marca la desconfianza de los hasta hace poco amigables mercados para con el Gobierno nacional a la hora de evaluar la economía argentina, sobre todo a partir del 2020. Ese año, el Gobierno terminará de cobrar el programa con el FMI y empezará a devolverlo.

Según informó el diario Clarín, en el Gobierno creen que los mercados "temen el regreso del populismo, que seguramente declararía un default. Paradójicamente, la incertidumbre perjudica a Macri y alimenta esas chances”.

Embed

Inclusive, van más allá y consideran que la situación inversa: que el riesgo país era más bajo en 2015, con Cristina Kirchner, porque Macri era candidato y se esperaba un triunfo de Cambiemos.

La insólita evaluación proviene del equipo económica de jefatura de Gabinete, a pocos días de la ya conocida conferencia de prensa del 28 de diciembre en la cual se elevó la meta de inflación y colaboró para la corrida cambiaria de 2018.

Esa corrida llevó el dólar de 20 a 40 pesos en unos meses, claras señal de la desconfianza a las políticas económicas de Cambiemos y la falta de resguardo ante sacudones internacionales, producto de la desregulación financiera.