La diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió celebró que "empresarios cercanos al Presidente" se presenten en la Justicia para declarar sobre el presunto pago de coimas y aclaró que "no hay impunidad para nadie". Lo hizo minutos antes de que Calcaterra dijera al juez Bonadio que pagó coimas pero igualmente quedó en libertad.

La legisladora se expresó a través de su cuenta en la red social Twitter, en la que escribió: "Lo que está pasando representa un cambio enorme en la Argentina, empresarios cercanos al presidente se presentan en la justicia, no hay impunidad para nadie".

Embed

"Se el dolor que significa en lo personal para el Presidente porque (Calcaterra) es una persona muy querida, pero ante la justicia debemos responder todos. Yo lo acompaño y lo sostengo", dijo la legisladora.

Embed

Sin embargo, la realidad parece chocar con la versión de Carrió. Luego de congratular la actitud de Calcaterra, el empresario reconoció que pagó coimas durante la gestión anterior, pero para justificarse afirmó que lo hizo como aporte de campaña para el kirchnerismo y que lo hizo bajo una presunta extorsión. Luego, Calcaterra salió en libertad.

Embed

La actitud con el primo del Presidente difiere de la que tomaron Bonadio y Stornelli con otros empresarios, como el titular de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra.

En esta línea exculpatoria también se sumó la diputada Paula Oliveto, que analizó que ya no hay "privilegios".

Embed