Una policía de la Provincia de Buenos Aires se encuentra con muerte cerebral en el Hospital Posadas, luego de recibir un disparo en el cuello perpetrado por ladrones en auto en el Conurbano Bonaerense.

En la noche del sábado Lourdes Espíndola, de 25 años, se encontraba en una parada de colectivo tras finalizar su turno cuando dos delincuentes motorizados intentaron quitarle sus pertenencias. Tras el forcejeo, uno de ellos gatilló sobre la oficial, que logró llamar a su marido, también miembro de las fuerzas de seguridad, antes de desvanecerse.

Ocurrió pasadas las 19:00, en el cruce de la avenida Quintana y colectora del Acceso Oeste, en Ituzaingó. Tras ejecutarla, le robaron su arma reglamentaria y huyeron. Su esposo, el también policía Fernando Altamirano, habló con los medios el fin de semana e insultó a la gobernadora, María Eugenia Vidal. " "Estamos desprotegidos por eso la mandé a la concha de su madre a la forra de Vidal. Prometió, prometió ¿qué hizo? ¿está acá? no está acá", dijo ante los micrófonos.

Embed

"A partir de las prácticas de rigor se ha determinado la muerte cerebral de la paciente [...] que ingresara con herida de arma de fuego en la región supraclavicular izquierda, con lesión carotídea y traqueal". Y precisó: "Por decisión de la familia, se ha iniciado el proceso para la procuración de órganos a través del Incucai y Cucaiba, dando así la posibilidad de seguir viviendo a otras personas que están a la espera de un trasplante", informó.