El fiscal en lo penal económico, Pablo Turano, imputó al delantero y capitán de la Selección argentina de fútbol Lionel Messi, a su padre, Jorge, y "todas aquellas personas que hayan manejado" fondos de la Fundación "Leo Messi" por presuntas maniobras de lavado de dinero.

El pasado miércoles declaró ante el juez Gustavo Meirovich un ex colaborador de la Fundación, que trabajó entre los años 2012 y 2014. El testigo viajó especialmente desde España para testificar ante el magistrado quien había recibido previamente la acusación por escrito.

LEER MÁS: La Conmebol definió el futuro de River

Según lo declarado, las donaciones que ingresaban a la Fundación producto de los partidos a beneficio, aportes de particulares y privados, se giraban a paraísos fiscales con cuentas de empresas offshore.

Además, habría acusado que ese dinero que ingresaba a la Fundación "Leo Messi" no se declaraba. Según el denunciante, las maniobras habrían tenido lugar desde el 2010 en adelante.

Como medida de prueba, el fiscal Turano pidió una causa que tramita en la Justicia Argentina sobre hechos relacionados, pero también toda aquella documentación que se encuentra en España donde incluso ya hubo una condena sobre el jugador y su padre por evasión.

En esta nota