El presidente Mauricio Macri inauguró el cuarto Metrobus del conurbano bonaerense, en el partido de Morón, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. En un contexto de polémica por los tarifazos y la creciente inflación, el mandatario debió ser aislado por un importante cordón de Gendarmería Nacional, para impedir el paso de manifestantes.

Ante el acto de inauguración, los manifestantes de la zona se acercaron para protestar contra la política del gobierno pero se encontraron con un vallado de siete cuadras, según informó en Twitter el periodista Martín Suárez.

Con escudos y palos en mano, los efectivos se dispusieron en hilera para impedir el paso de los vecinos que se acercaron a reclamarle a los gobernantes.

Embed

En el acto, el Presidente realzó las políticas del oficialismo en materia de transporte y la importancia de los carriles exclusivos para mejorar el viaje de los pasajeros. Sin embargo, también se refirió al impacto de los tarifazos y pidió frenar con las "mentiras, no más decirnos que las cosas pueden ser gratis y después encontrarnos que tenemos que levantar una deuda tremenda, de años".

Embed

Acompañado por Vidal y Dietrich, desde una de las nuevas paradas del Metrobus, el mandatario reconoció "que cuesta, estamos pasando un momento difícil, hay que ajustarse para llegar a fin de mes" pero aseguró "que tomamos el camino correcto: el de la verdad, el de la transparencia".

Los nuevos carriles exclusivos se extienden sobre Av. Presidente Perón (ex Gaona) por 3,3 kilómetros desde su intersección con la calle La Rioja hasta el cruce con Defensa, en la zona de Morón.

Embed