El actor y humorista Dady Brieva realizó una contundente e impactante reflexión sobre la pobreza durante una entrevista que le hizo el periodista Luis Novaresio en su programa LNE, en la noche de A24. En este sentido, cuestionó la hipocresía de las clases medias y altas que “se emocionan” con relatos como el de Mayra Arena, cuya charla TED se viralizó, pero critican a los piqueteros.

“Ellos tienen un problema con nosotros. Ellos se emocionan con Un 'Sol para los Chicos', pero si pudieran agarrar un camión de contenedores ‘Hugo’ y atravesar a todos los piqueteros, lo harían”, planteó Brieva, luego de que Novaresio le pregunte si cree que hay un problema “de clase” en la reacción de la sociedad argentina ante la crisis.

De esta manera, cuestionó que “por un lado, llevan sopa en la traffic para la gente vulnerable de la calle, o se emocionan con Mayra Arena”, que, según aseguró, lo llevó a las lágrimas, pero “no quieren que esa chica, que todos, salgan de la pobreza”.

“Se quejan porque tienen que dar un rodeo por los piqueteros. Hoy un panelista de este canal dijo que ‘el piquetero trabaja de piquetero’. Qué miserable que sos, hermano. Vos ves a esa gorda que tiene el pulóver desabrochado, que no está en tiempo y espacio, mirando a la nada, con un bol de plástico comiendo unos fideos inmundos con un tenedor de plástico, ¿y vos decís que trabaja de piquetera? Es muy jodido volver de ahí”, espetó el humorista.

Así, hizo un pedido para las personas que cuestionan a quienes protestan ante la situación económica actual: “Bájense la careta, salgan del clóset. Digan realmente lo que piensan. A Elvira, la señora que trabaja en casa le dan las zapatillitas para que se las de a la nieta, pero no quieren que Elvira salga de la pobreza. Y eso es conceptual, es filosófico. Eso es política”.

Ante las contundentes palabras de Brieva, Novaresio -abierto defensor de Cambiemos ahora devenido en "crítico" del oficialismo- sólo pudo decir que “si hay alguien que quiere eso, es un hijo de puta”. La respuesta del actor estuvo vacía de palabras: tanto él como el periodista se mantuvieron en un largo silencio, intercambiando miradas, mientras Novaresio se mostraba incómodo. “Hermoso silencio”, cerró el Midachi.

Embed

LEÉ MÁS: EXPLOTA EL DÓLAR TRAS EL ANUNCIO DEL ACUERDO DEL FMI