La postal de más de cien sillas de ruedas circulando alrededor de la Pirámide de Mayo marcó el mediodía de este miércoles. Familiares y personal médico que atienden a personas con discapacidad convocaron a la Plaza de Mayo para reclamar contra el feroz ajuste del Gobierno en este sector, en una manifestación que no se tenía lugar desde la crisis del 2001.

En la “Marcha de las sillas vacías”, cientos de personas se congregaron para pedirle al presidente, Mauricio Macri, que dé marcha atrás con la decisión de dar de baja pensiones no contributivas por invalidez por ser incompatibles con el Decreto 432/97 y que el Programa Incluir Salud cumpla con la atención integral y la entrega de medicamentos e insumos.

Embed

El Destape estuvo allí y habló con Raúl Muda, médico y representante de las instituciones que atienden a personas con discapacidad. “El ajuste que este Gobierno le impone a la sociedad también se ensaña con aquellos sectores más vulnerables, como la discapacidad”, analizó Muda.

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO SUSPENDERÁ PENSIONES POR DISCAPACIDAD

En este marco, resaltó que “sólo hay un antecedente de la marcha de las sillas vacías, en el 2001, en plena crisis, por una situación similar”, y explicó que se está dando “una revisión de las pensiones otorgadas con respecto a incompatibilidades con el decreto 432/97”. Ante esta situación, entregaron un petitorio en la Casa Rosada.

“Hay que evitar que haya bajas preventivas, como lo llama el Gobierno, para después ver si se lo vuelven a dar o no. Mientras tanto, la gente queda desprotegida y sin ningún tipo de cobertura”, cuestionó.

La situación crítica de las personas con invalidez se ve agravada por los fuertes recortes en las prestaciones médicas y hacia las instituciones que proveen estos servicios. “En el caso de la rehabilitación nos otorgaron un cuatro por ciento de aumento en el valor de nuestras prestaciones en todo el año, con casi un 50% de inflación y con un convenio de Sanidad del 45% de aumento del sueldo. No hay institución que lo soporte, va a colapsar el sistema. Nos llevan a esta situación, que es desesperante”, remarcó Muda.