No es que todo el mundo esté "escandalizado" o "sorprendido" por lo que pasa en la FIFA. Lo que escandaliza y sorprende es que hayan tardado tanto en engrampar a esta gente. Y esta no es la punta del iceberg: esta es la punta del Blatter (El Blatter, como el iceberg, es una formación de cara de piedra que se forma tras juntar mucha guita espuria).

Cientos de millones de dólares en coimas, sobornos y mordidas de Tiranosaurio Rex... y pensar que al uruguayo Luis Suárez le dieron 6 meses por una inocente mordida. Es tal el escándalo que en Hollywood estarían por dejar de hacer películas donde los malos son islamistas. Ahora se viene Rambo contra la Fifa o Terminator vs Blatter.

Parece que recibían guita de todos lados. Incluso se sospecha que cada vez que metés un gol jugando en la Play al Fifa 2015, algún peso va a parar a la cuenta de algún capo de la FIFA. Y qué paradoja: parece que los derechos de televisión iban por izquierda.

Como si fuese poco, algunos detenidos son representantes de países como Islas Caimán, donde muchos creen que el fútbol es un deporte que consiste en poner juntos en un campo de juego a un equipo de cristianos de un lado y de cocodrilos hambrientos del otro. Y ahora, claro, saltan denuncias por todos lados: Inglaterra dijo que Nicolás Leoz pidió que lo nombraran caballero del reino si querían que votara por ellos. Desde Londres le habrían contestado: "No, thank you. Usted ya es un pirata, si, pero no de Su Majestad".

Acá en Argentina, la AFIP les caerá por evasión a las empresas de los tres argentos implicados, en Brasil le sacaron el nombre a un predio y las empresas auspiciantes como VISA, Coca Cola, Budweiser y McDonalds exigen transparencia. (Mirá quiénes hablan, ¿no? Una empresa de tarjetas de crédito que te cobra cargos inexistentes, una empresa de comida rápida cuyas fotos de la comida son más ricas y nutritivas que la comida misma, y dos empresas de bebidas que cuando las tomás en la cancha son totalmente transparentes, por la cantidad de agua con que las rebajan).

Y les apuesto que a cada segundo aparecerá una denuncia nueva: "Le vendí un auto y me quiso pagar con billetes de Trinidad y Tobago", "Me dijo que votaba por Francia si me animaba a pasar una noche con Strauss Khan", "A mí me quiso dar el vuelto en caramelos".

Al momento de escribir estas líneas, no se sabe qué va a pasar con Blatter y con la elección en la FIFA: si sigue el suizo, si agarra el jordano o si directamente van a poner a cargo de todo a un triunvirato conformado por Satanás, Belcebú y Mefistófeles (¡eso sería "transparentar"!) Pero ahora, muchos van a tener que ir a declarar ante la justicia. En exclusiva, les presento algunas de las excusas que pondrían estos corruptos VIP ante las autoridades judiciales.

- Ahora hablan de sobornos y coimas como si se tratase de algo malo...

- ¿Cómo? ¿No se podía? ¿Desde cuándo?

- ¿Cuentas con dinero en Estados Unidos? No, no. Esas no las manejaba yo. Esas las manejaba Lagomarsino

- ¿Coimas de 7 cifras? Nada más incorrecto. ¡Eran por lo menos de 8 o 9!

- Mire: es todo un malentendido. Todos somos dirigentes, si, pero de lo que vivimos y con lo que nos enriquecimos fue manejando una ferretería.

- Eso pasa porque no se pueden conseguir dólares en Argentina: mire lo que tuvimos que hacer para conseguirlos

- ¿Eugenio Figueredo? No señor. Yo me llamo Carlos Fayt.

- Nos acusan de casos de las últimas dos décadas, ja ja... ¿Se dan cuenta que no saben nada? Como si fuese algo nuevo...

- Mire: Si, ok. Cobré coimas multimillonarias, cobré sobornos, pero de ninguna manera, ¡de ninguna manera conozco al Panadero Napolitano!