#AltaData | Alberto Fernández cerca de los 45 puntos Suscribite

X

En las últimas horas la investigación sobre el crimen dio un giro inesperado. Si bien en un principio se habló de un móvil político e incluso se vinculó el ataque al tratamiento de la ley antibarras. Ya descartada la hipótesis de un ajuste de cuentas, las autoridades creen que existe una trama amorosa detrás del ataque. Yadón habría tenido una relación sentimental con una hija de Fernández y la familia de la joven le disparó por un supuesto engaño.

Por este motivo, las autoridades allanaron la casa de la joven de 24 años pero no la encontraron. Luego la mujer se hizo presente en el domicilio y allí se produjo la detención. Su captura es importante para confirmar o descartar un supuesto móvil amoroso, informó el portal Infobae.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la conferencia de prensa que dio junto a Diego Santilli reconoció el jueves 9 que el objetivo no era Olivares, como se sospechó en un primer momento, sino su acompañante, coordinador de Obras en Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal de la provincia de La Rioja.

Embed

La Policía detuvo a Juan Jesús Fernández, a quien apuntan como el principal sospechoso del asesinato de Miguel Yadon y el intento de homicidio a Héctor Olivares en los alrededores del Congreso de la Nación.

Fernández es el titular del Volkswagen Vento patente JYS656, que esperó a Yadon y Olivares durante su caminata matutina habitual y les disparó en plena calle. En paralelo, se realizaron más allanamientos en la ciudad de Buenos Aires.

Según fuentes de la investigación que hablaron con El Destape, Fernández fue detenido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.

La investigación apunta también contra Juan Jesús Cano. Es el hombre robusto que en el video que muestra el momento de la balacera -fueron trece disparos- se lo ve bajar del auto, hacer pasos cortos inestables y después volver al volante, dar marcha atrás e irse a muy poca velocidad. Un minuto antes, su acompañante de unos 20 años, en una situación muy confusa, sale desde el asiento del conductor y se va caminando, también sin apuro. Luego, en otro video, se los ve dejando el auto en un estacionamiento a unas cinco cuadras de la escena del crimen, en el barrio porteño de Congreso.