Hebe de Bonafini, titular de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, criticó fuertemente a la ex miembro de la Conadep, Graciela Fernández Meijide, al calificarla de "retorcida" por haber apoyado la prisión domiciliaria del genocida Astiz: "Nunca le importó su hijo, queda claro, sino no pediría la libertad de Astiz", arremetió.

En diálogo con el programa radial Crónica Anunciada de FM La Patriada, Bonafini sostuvo que el Gobierno sale a discutir públicamente la liberación de genocidas pero que en realidad "ellos ya están libres" desde hace mucho tiempo: "Ellos nos tiran lo de Etchecolatz para entrenernos mientras se endeudan descaradamente”.

Además, Bonafini criticó duramente que "la historia se esté volviendo a repetir" en relación a las muertes de chicos a manos de las fuerzas de seguridad. "Tenemos que reclamar por los pibes que fusilan por la espalda”, sostuvo.

Sobre este punto, Hebe apuntó en forma directa contra la clase media y fue categórica: "Tenemos una clase media de mierda a la que le importan los rubios bien pero no los negritos o los mapuches”.

Embed

En este sentido, la titular de Madres de Plaza de Mayo afirmó que con este Gobierno la están pasando "muy mal" y fue un poco más allá al sostener:" Nunca nos hostigaron tanto, ni siquiera en la dictadura, esto es permanente, todos los días", al tiempo que se animó a bromear respecto a la hija de Mauricio Macri: "Yo tengo la ilusión que Antonia se despierte y salga militante revolucionaria, no tiene la culpa del padre que le tocó".

Por último, Bonafini aseguró que de cara al futuro hay que "luchar para que vuelva un gobierno como el de Néstor y Cristina", aunque advirtió al peronismo por las reuniones con ex dirigentes por la unidad: "Las veo muy mal, porque el que traiciona una vez traiciona siempre", apuntó.

"Hablo seguido con Cristina, está muy preocupada. Yo le dije que no tenía que presentarse a las elecciones del año pasado, pero no me meto tampoco en la política", concluyó.