La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, brindó una conferencia de prensa para pocos medios de comunicación para contar el brutal ataque que sufren por parte del Gobierno nacional que en las últimas semanas habilitó a las Fuerzas Armadas a volver a las calles. Asimismo, Repudió el decreto presidencial al señalar que “es crear un Estado de sitio” y advirtió: “Ahora no nos tiran al río pero nos quieren tirar a la hoguera”.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Hebe emprende, con 92 años, la lucha desde hace más de 40 para saber dónde está su hijo y los 30 mil desaparecidos en la última dictadura militar. A pesar de que sus problemas de salud la tienen alejadas de las machas y de la Asociación de Madres por unas semanas, se tomó su tiempo para dialogar con El Destape y otros dos medios sobre las últimas noticias que sacuden la lucha de memoria, verdad y justicia.

Embed

“Somos la única organización que estamos siendo atacadas constantemente. Nos cortaron todos los servicios pero nosotras no queremos nada del enemigo. Estamos siendo muy golpeadas y de la misma manera que mataron a las mejores 3 madres del ‘77 ahora Macri nos están matando de apoco. A cada rato vienen las órdenes judiciales, se quiere llegar el archivo, la biblioteca y no los dejamos”, denunció De Bonafini y comparó que “a otras organizaciones no las tocan, sino que las ayudan”.

Recordó cómo en el último golpe de Estado cívico, militar y eclesiástico “no se habló de que las tres mejores madres fueron tiradas al río vivas y antes fueron violadas y torturadas por la Marina. De eso nadie habló pero sí de las tres monjas francesas” y aseveró: “Ahora no nos tiran al río pero nos quiere tirar a la hoguera pero no lo van a lograr”.

“Nos cortaron la luz, el gas para que no tengamos nada porque están enojados con nosotros. Ahora nos manejamos con los convenios con las universidades y vamos a todas las partes donde tenemos que estar porque las Madres no tenemos clientes, podemos estar muy disgustadas con cualquier organización política pero si uno va preso, primero queremos que salga y después podemos pelear”, lanzó.

En ese sentido, la titular de Madres puntualizó las medidas económicas, sociales y políticas que llevó adelante el macrismo desde 10 de diciembre del 2015 que perjudicó a las universidades, a los jubilados, pensionados, a los trabajadores y la industria nacional. “Las madres veníamos viendo lo que iba hacer Macri, lo veníamos estudiando de hace tiempo atrás porque lo conocemos de la época tremenda del Correo que no fue poca cosa y su relación con los militares”, subrayó.

Repudió, además, el decreto presidencial que habilita a las Fuerzas Armadas a volver a la calle al advertir que “si el Ejército sale a la calle es porque hay un Estado de sitio” y arremetió: “Espero que este Ejército sea mejor y no le haga caso a este tipo que anula una Ley sin que vaya al Parlamento”.

“Espero que el Ejército no le hago caso porque si acepta reprimir al pueblo van a terminar tan mal como Videla o Massera porque el pueblo y el mundo entero los va a odiar”, sentenció.