El senador por La Rioja Carlos Saul Menem votó también a favor de la ley que retrotrae las tarifas en los servicios esenciales. Así se pudo saber tras el resultado favorable al proyecto, que ya fue vetado por Mauricio Macri.

Por su parte, el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, subrayó que el Gobierno "incrementó el gas 1.157% en dos años, la electricidad 371%, el agua, la más cara del mundo, 484%" y agregó: "Esto es un mensaje del Congreso. Este camino no cierra. Deben repensar cómo hacen la tarifa más razonable para que la gente la pueda pagar".

Además, sostuvo que el Gobierno no hizo una propuesta alternativa sino que "el juego fue tratar de que no hubiera dictamen, presionar, como hicieron hoy, que presionaron fuerte" y advirtió: "No es recomendable romper los puentes con la oposición, aún con la más dura".

La líder del Frente para la Victoria Cristina Kirchner preguntó "cómo es que no hay recursos para subsidiar las tarifas pero sí para compensar a las petroleras por el congelamiento de los combustibles".

También advirtió que "estas tarifas van a tener que ser re actualizadas a partir de la devaluación" y subrayó que "si al mismo tiempo que suben las tarifas bajan los salarios se desacoplan los precios relativos".

El catamarqueño Dalmacio Mera, del Bloque Justicialista, sostuvo que las tarifas "tienen que tener un límite atado a la variación del salario" y agregó: "No puede ser que las empresas estén ganando lo que están ganando y los usuarios estén viendo si pagar la salud o las tarifas, o las expensas o las tarifas".

La mendocina Anabel Fernández Sagasti, del kirchnerismo, sostuvo que "la política energética que lleva adelante un ministerio cartelizado como nunca antes, constituye una gran estafa nacional, que transfiere millones y millones de pesos del bolsillo de los ciudadanos a un grupo de empresarios amigos del poder".

En esta nota