El policía Luis Chocobar se refirió por primera vez al asesinato del ladrón Juan Pablo Kukoc y, a pesar de los problemas judiciales por haber matado por la espalda, no se mostró arrepentido para nada y dijo que lo volvería a hacer.

En una entrevista que brindó al diario Clarín, el agente de Policía se autodefinió como "un laburante" y afirmó que Kukoc era una persona temeraria "aun en el suelo" porque, decía, revoleaba cuchillazos. El agente que fue recibido por el presidente Macri retrucó además a los periodistas por las críticas que viene recibiendo.

"Yo, hasta ese momento, hice lo que tenía que hacer. Era una persona agresiva que ya si bien había cometido la saña de apuñalar a este turista después prosiguió en la persecución, estuvo en riesgo la vida de tres personas más y fuera de todo eso también corre riesgo mi vida", afirmó.

Pese a que disparó 9 balazos en plena calle y acertó solamente dos, Chocobar se definió como un buen tirador: "No al 100% pero sí hice muchas prácticas. Manejé armas largas, escopetas también, hice cursos para tiro al disco, todo. Tuve muchas capacitaciones. La misma Policía te exige que las tengas".

Además, relató que cuando ingresó a la fuerza "fue medio difícil por el tema de que por ahí te enseñaban las leyes, todas estas cosas y nunca tuve esa preparación en el colegio ni nada". "Era algo nuevo para nosotros", explicó.