Luego de la suspensión por tiempo indeterminado de la Superfinal de la Copa Libertadore, el entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, aseguró que su equipo no estaba en condiciones de jugar el partido ante River

"No es lo que se vive previamente a una final lo que nos tocó vivir ayer. Claramente estábamos en desventaja deportiva ayer y hoy y lo mejor para Boca era no jugar", apuntó Guillermo en conferencia de prensa.

Y en esa misma línea sostuvo: "No estábamos preparados para la previa de una final. Hace un año que soñamos con la Copa Libertadores, que le pedimos profesionalismo a los jugadores. Y ayer no tuvimos la previa lógica de una final"