El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, negó haber tenido un acercamiento con la AFA y apuntó contra su titular, el Claudio "Chiqui" Tapia: "Estoy decepcionado por lo que dijo el presidente de AFA".

El cruce se generó porque el dirigente argentino afirmó que no se pudo llegar a un acuerdo con el español por una situación económica: "Averiguar, averiguamos. Era muy difícil, se necesitaba una billetera gorda. Algo hablamos, tenemos que hipotecarlo todo para traerlo. No pensamos nunca que pedía tanto".

Embed

En conferencia de prensa, Guardiola mostró su enojo con Tapia: "Estoy un poco decepcionado, porque el presidente de la AFA no puede decir que no podía ponerse en contacto conmigo porque mi salario es extraordinario. Para decir eso tiene que hablar conmigo y saber todo".

"No es correcto de mi parte decir la razón. Pero para saber eso tiene que saber mi salario. También tiene que saber que yo sé que dirigir una Selección es completamente diferente. Y otra cosa, la más importante, es que nadie me contactó. Tengo contrato aquí y quiero quedarme hasta el fin", concluyó Guardiola.