Luis Otero fue noticia luego de su desvinculación del Grupo Clarín como conductor de noticiero para dedicarse de lleno a su carrera política dentro del radicalismo. Y ya sumergido en su nuevo desafío lamentó no abandonar TN antes y "no haber estado a la altura de las circunstancias".

"Me avergüenza no haber podido hacerlo antes porque mis condiciones personales no estaban. Me avergüenza no haber estado a la altura de las circunstancias. Eso es algo que me pesa", aseguró el experiodista, entrevistado por La Nación.

Y reveló: "La emoción es parte de todo esto que me está pasando a mí y a mi familia porque están todos metidos en el mismo barco, pobres. Hubo charlas y la frase fue: 'Si es lo que a vos te hace feliz, estamos con vos'. Y lo que me hace feliz a mi es hacer feliz a los demás, como nos pasa a los scouts".

"En la política tengo la expectativa de hacer algo por los demás y, en el ámbito que me toque, crear las condiciones para que el poder y los recursos estén al servicio de la gente. En este caso los vecinos de mi ciudad, que es Avellaneda"

Otero dijo que, a lo largo de los años, lo convocaron desde distintos partidos políticos, y resaltó: "Yo soy radical desde siempre aunque estuvo congelada esa militancia o participación porque es incompatible con lo que yo hacía". Para él, "el periodismo es siempre político", pero no debe ser partidario.

Entonces, disparó: "Si por tu opinión te cuestionan, estamos hablando de fascismo y de violación de la libertad de expresión. Cuidado con esa gente y ese discurso porque la libertad de expresión, como la libertad de prensa, tiene que respetarse a rajatabla porque es la piedra angular del sistema republicano. Por más de que el bolsillo nos duela, no perdamos de vista este tema porque estamos caminando en el filo del sistema republicano".

Embed

En esta nota