Una fuga de gas en una escuela de Moreno provocó la muerte de una docente y de un trabajador auxiliar. El centro educativo realizó 8 denuncias por fuga de gas pero desde la Dirección General de Escuela y el Consejo Escolar no hubo respuesta. Ante la desidia y la falta de infraestructura en las escuelas, el Frente de Unidad Docente decretó un paro de 24 horas en toda la provincia junto a un cese de actividades que convoca ATE provincial.

La vicedirectora de la Escuela N° 49 Nicolás Avellaneda, Sandra Calamaro de 48 años y el auxiliar Rubén Rodríguez de 45 murieron en el acto. Los docentes exigen una respuesta de la gobernadora María Eugenia Vidal y que se declare la emergencia edilicia.

En el marco del conflicto docente que ya lleva ocho meses y ante la actitud de la gobernante de multar a Suteba por no acatar la conciliación obligatoria, la explosión de una garrafa en la escuela no es ajena a los reclamos que llevan adelante los docentes en cada reunión paritaria.

“No fue ningún accidente lo que pasó acá, las autoridades tenían las carpetas con las denuncias que habían llevado adelante la directora y la escuela. La gobernadora y la Dirección General son los responsables. El ministro de Trabajo que es un sinvergüenza que envía a inspectores a apretar a docentes y auxiliares para que no hagan paro en las escuelas en vez de enviar a inspectores para que revise las condiciones”, arremetió el titular de Suteba, Roberto Baradel.

Detalló que el establecimiento realizó entre 7 y 8 denuncias por las pérdidas de gas. Desde el Frente de Unidad Docente llevan como bandera el reclamo para que mejoren las condiciones edilicias en las escuelas provinciales.

Ante la falta de respuesta de Provincia, Baradel anunció una movilización regional en el centro de Moreno y un paro provincial docente para el viernes 3 de agosto, además, le exigieron a Vidal que declare la emergencia edilicia y de infraestructura.

“Reclamos y no nos escucharon, el límite es la muerte y la Provincia se tiene que hacer cargo”, sentenció.