El periodista Rolando Graña analizó la difícil situación que viven millones de argentinos como consecuencia de las políticas del macrismo y disparó contra el miedo del Gobierno a la protesta social.

"No confundirse, una cosa es una protesta chiquitita, sectorial y otra cuando las manifestaciones crecen en volumen y demuestran malestar social", sostuvo el conductor.

Embed

Y recalcó que el Gobierno "prefiere ignorar lo que pasa en la calle y elige la redes sociales para mantener la calma social, pero esto no es lo único que hay", ya que la calle "tiene mucho para decir".

"Ponen mucha publicidad en las redes sociales, muchos trolls. Se llevaron las bases de la ANSES para eso", indicó al tiempo que contrastó con la terrible situación que viven millones de familias.

"Hay gente que pide comida a cambio de ropa. Es más, cualquiera lo puede ver en los barrios de clase media acomodada como viene la gente a pedir ropa. Con esa ropa van a los clubes de trueque y la cambian por comida", apuntó.

Y enfatizó: "Por la pobreza energética, la gente empieza a calentarse dentro de las casas con leña. La garrafa está tan cara que hay gente que pone braseros para calentarse".

En ese contexto, realizó una fuerte advertencia a Mauricio Macri y sus ministros. "Van a decirnos que lo compensan con la tarifa social, con la AUH, que el FMI no es el mismo de antes, que tiene sensibilidad social, pero estas postales van a aumentar. Esto se va a traducir en protesta social", alertó.