Graciela Bevacqua dejó de ser la directora técnica del INDEC. La funcionaria saliente fue incorporada a la nueva gestión como símbolo de transparencia, pero duró menos de dos meses en el puesto.

Bevacqua se desempeñó hasta enero de 2007 como directora de Índices de Precios de Consumo y fue desplazada por presiones de Guillermo Moreno, quien pretendía que le revelara información resguardada por el secreto estadístico.

Ahora, tras un fugaz regreso, terminó también afuera por negarse a lanzar un índice de precios nuevo en dos meses, como pide el jefe del INDEC, Jorge Todesca, sino en ocho meses, como se había planeado desde el comienzo de la nueva gestión.

Si bien Bevacqua había dicho en diferentes oportunidades que la confección de un nuevo Índice de Precios al Consumidor demandaría cerca de ocho meses, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, declaró en Economía Política que los nuevos datos estarían disponibles en "sesenta días".

En su reemplazo fue designado Fernando Cerro. Según el comunicado oficial, Cerro "concentrará su gestión en la búsqueda de abreviar los procesos de restablecimiento de los múltiples indicadores económicos y sociales que elabora el INDEC a fin de normalizar el Sistema Nacional de Estadísticas".