Los días transcurren y la desesperación de la familia de Gissella Solís, de 47 años, la odontóloga desaparecida, continúa.

Es que, los días y las horas transcurren y aún no hay conocimiento del paradero de la mujer. A horas de que se cumpla una semana, los detectives policialesrastrillan en este momento el Arroyo Rodríguez de Villa Elisa, en el tramo que cruza a la Autopista La Plata – Buenos Aires dijeron fuerzas al portal Infocielo.

Embed

Durante esas tareas fueron halladas unas zapatillas y una sábana que, se pensó en primera instancia, podían ser de Gisella pero las pruebas arrojaron resultados negativos, de la misma manera que otras que se llevaron a cabo sobre manchas de sangre halladas en el auto de quien sería su pareja, que se suicidó hace pocos días.

Además, los pesquisas aguardan los resultados de las pericias tecnológicas, tanto de un celular como de las cámaras de seguridadde la zona de donde vive la profesional, en 127 entre 57 y 58.