La actriz Gimena Accardi contó las duras experiencias de abuso que tuvo que afrontar durante su niñez y evidenció la hipocresía de muchos anti abortista que se encuentran implicados en abusos intrafamilares.

Durante una entrevista para el diario La Nación en la que se refirió a su carrera y su vida personal, la protagonista de Casi Ángeles aseguró que "a los diez años, jugando con mis amiguitas en el patio privado del edificio en el que vivíamos, entró un tipo y nos mostró el pito". Al principio pensamos que era un dedo gordo y nos estaba haciendo un chiste, hasta que se puso a hacer pis y entendimos que era", agregó.

Embed

También, explicó que a los trece, cuando caminaba rumbo a la clase de teatro, un hombre le hizo un comentario inapropiado y la acorraló contra una pared. Además hizo especial énfasis que estas situaciones son moneda corriente en la vida de la mayoría de las mujeres.

Esto le pasó a todas y si sos muy chica, te marca para siempre.

Por último, agregó: "Desde ya, hay situaciones mucho más graves que las que yo atravesé. Y ni hablar de lo que sucede con las situaciones intrafamiliares. Es grave y sucede en todas las clases sociales y en todo el mundo. Hay familias en las que está aceptado que el tío o el abuelo desvirgue a las nenas. Y de eso no se habla. Y son, quizás, las familias que se manifiestan en contra de una iniciativa para legalizar el aborto".

Embed