El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, sostuvo que no puede “afirmar que no existan” las presiones al juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos, denunciadas este lunes por el magistrado Rodolfo Canicoba Corraldurante una entrevista en Crónica Anunciada por El Destape Radio.

En diálogo con dicho programa, el funcionario afirmó respecto a las presiones: “Yo no puedo realmente afirmar que no existan, sí puedo garantizar es que la vía institucional está en el Ministerio de Justicia, y que el Ministerio de Justicia no ejerce ninguna presión, al contrario. Ante estas denuncias toma cartas en el asunto para asegurar la independencia de los jueces”.

LEÉ MÁS: CANICOBA CORRAL: "A BONADIO LO ESTÁN PRESIONANDO EN LA CAUSA DE LOS CUADERNOS DEL CHOFER"

Sobre esta situación, Garavano consideró que esto sucede a partir de un “modelo heredado” de la gestión kirchnerista, pero que se “exacerbó” durante el Gobierno de Cambiemos.

“Venimos de un modelo que el Gobierno heredó del anterior y, para mi gusto, lamentablemente, lo exarcerbó, en una relación bastante promiscua con la Justicia”, reconoció, y planteó que “si hay realmente una presión, los jueces lo deben denunciar y poner en conocimiento público”.

Embed