El gobierno de Mauricio Macri se acerca, de a poco, con gestos hacia el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Esta vez fue a través del ministro de Justicia, Germán Garavano, saludó al juez Sergio Moro, quien será su colega en aquel país.

Moro, el juez que metió preso a Lula Da Silva cuando era el candidato que mejor medía de cara a las elecciones, aceptó el ofrecimiento de Bolsonaro para integrar el Gabinete ultraderechista.

“Felicito a mi futuro colega, Sergio Moro, con quien compartimos valores de lucha contra la corrupción, independencia y promoción del acceso a la justicia”, escribió Garavano en su Twitter.

Embed

El nuevo cargo que ocupará Moro es un premio que le da Bolsonaro, ya que el Presidente aseguró que gracias al magistrado "creció políticamente" luego de la detención de Lula.