A partir de los datos publicados sobre la evolución del PBI se observa que hubo un crecimiento del 2,9% en 2017, respecto al año anterior y de 0,9% en relación a 2015. Pero ¿Qué desempeño tuvieron los principales sectores de actividad durante los dos primeros años de gestión de Cambiemos?

Según el último informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), los servicios financieros, de gas, electricidad y luz fueron los mayores beneficiarios junto con el sector agrícola ganadero. Por otro lado, la industria manufacturera y la construcción fueron los más perjudicados. De esta manera, quienes ofrecen más trabajo están reduciendo su participación y quienes están vinculados a los sectores con ventajas comparativas están tomando mayor protagonismo.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Para el caso de la intermediación financiera mientras en el 2015 su participación porcentual en el Valor Agregado Bruto (VAB) era de 3,9%, en el 2017 pasó a representar el 4,7%, mostrando una aumento de 0,73 puntos porcentuales de un período al otro. “Esto la convierte en la actividad que más ha crecido durante la gestión de Cambiemos y si se analiza la tasa de crecimiento a lo largo del tiempo se observa que a partir del primer trimestre de 2016 esta rama empieza a crecer por encima del promedio”, destacó el informe de CEPA.

Los sectores que más ganaron estos dos años son los que menos empleo generan

Esto se debe, entre otras cosas, a la suba de la tasa de interés, el acuerdo con los fondos buitres y la libre disponibilidad de divisas que impulsan el desarrollo de la bicicleta financiera. El problema es que este sector solo representa el 3% del empleo registrado privado.

En la misma línea, los servicios de electricidad, gas y agua son otro de los grandes ganadores debido a los aumentos de tarifas pero al igual que el sector financiero explican solo el 1% del empleo registrado privado.

Embed

Por último el sector agrícola y ganadero también es otro de los más favorecidos gracias a las medidas económicos impulsadas por Cambiemos. “La rama ha mostrado un crecimiento importante en cuanto a su representación en el Valor Agregado Bruto, pasando de explicar 5,9% del VAB en el 2015 a 6,3% en el mismo periodo de 2017, es decir una variación positiva de 0,50 puntos porcentuales”, explicó el informe. Como en el caso de los dos sectores antes mencionados, solo explica el 6% del empleo registrado privado.

Por otro lado, el aumento de tarifas, de las importaciones y la caída del consumo tuvieron consecuencias directas en la industria manufacturera. En ese sentido, ocupa el primer lugar de las áreas más perjudicadas: pasó de representar 16,9% del total del VAB en promedio en el 2015 a sólo 15,4% del total del VAB en el 2017. Sucede que este sector representa el 21% del empleo registrado privado, la disminución de su actividad repercute directamente en el índice de empleo.

Para el caso de la construcción también se observó una caída en su actividad durante el primer año de gestión de Cambiemos. Sin embargo, durante el 2017, año electoral, se dio un fuerte crecimiento especialmente en la obra pública.

Conflicto de intereses: rasgo estructural de Cambiemos

Tal como se mencionó anteriormente, el sector financiero es uno de los mayores beneficiarios del modelo económico que impulsa la actual administración. Además de las medidas económicas impulsadas como la libre obtención de divisas y su consiguiente fuga, varios funcionarios del Gobierno estuvieron antes (o continúan) del otro lado del mostrador. Tal es el caso de secretario de Finanzas, Santiago Bausili, mano derecha de Caputo, que cobró 100 mil euros de un bono del Deutsche Bank, la entidad donde trabajó hasta que asumió su actual función en la administración pública y la que colocó en el exterior la mayoría de los bonos emitidos por la gestión de Mauricio Macri.

Además, según indicó el diario La Nación, el período de cobro coincide con el momento en que la política de endeudamiento pasó a ser una de las principales medidas económicas impulsadas para sostener este modelo económico. El banco en el que trabajaba Bausili es una de las entidades beneficiadas por las comisiones millonarias que cobran.

La mejora de la actividad del sector financiero no parece nada azaroso sino una política económica del Gobierno para favorecer a los propios.