Gabriela Michetti no pasará el mejor momento luego de que, en una procesión de curas realizada en La Rioja a la que asistió, incluyeran mensajes contra ella y el gobierno de Cambiemos, y teniendo en cuenta que la vicepresidenta es una fervierte católica.

"Michetti, el Gobierno insulta la memoria de nuestros mártires", expresaba la bandera que pudo verse en la marcha por la beaticación de los primeros cuatro mártires que fueron asesinados por la última dictadura cívico-militar, entre ellos el obispo Enrique Angelelli.

La histórica celebración, que se desarrolló en el Parque de la Ciudad de la capital riojana, será encabezada por el prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal italiano Angelo Becciu, y concelebrada por unos 50 obispos argentinos, presididos por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, y unos 300 sacerdotes.

En representación del gobierno nacional asistieron la vicepresidenta Gabriela Michetti y el secretario de Culto, Alfredo Abriani.

Con el lema "Pascua riojana, alegría del pueblo", la Iglesia de la provincia se prepara para un día histórico: la beaticación –es decir, el paso previo para ser declarado santo-- de monseñor Angelelli y otras tres víctimas de la dictadura serán proclamados beatos y mártires Será en la capital riojana, en una ceremonia multitudinaria presidida por un enviado especial del papa Francisco. Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico catequista Wenceslao Pedernera

Con el impulso del papa Francisco, en 2018, el Vaticano dispuso que todos ellos sean declarados beatos, al probarse que su asesinato "por odio a la fe", durante la última dictadura militar, en 1976, constituyó un martirio

En esta nota