El gobierno de Mauricio Macri experimentó un temblor, como el que ocurrió en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, luego de las declaraciones de la vocera de Donald Trump, sobre una supuesta preocupación compartida entre Argentina y Estados Unidos por "la actividad actividad depredadora de China en el continente".

Tras los paños fríos que colocó el canciller Jorge Faurie, quien descree que ambos mandatarios hayan hablado en esos términos, funcionarios de Cambiemos dialogaron con El Destape y apuntaron contra la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

"Es una mujer indisciplinada", lanzó uno de los hombres cercanos a Macri, en estricto off para no poner en riesgo las reuniones que lleva adelante el Presidente. "Es una persona que suele tener conflictos con los periodistas en estados Unidos", sumó y evaluó que pese a ese comentario que filtró "no hay una intencionalidad" por parte de aquel país en ensuciar la Cumbre y la relación entre Argentina y China.

LEER MÁS: El blooper de Macri, a lo Fernando De la Rúa

"Hay contrapuntos y cuestiones que tienen que seguir discutiendo", advirtió el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, sobre las complejas negociaciones que se dan en este encuentro entre los líderes de países industrializados y en vías de desarrollo. En diálogo con distintos medios, entre ellos El Destape, se mostró optimista: "Vivimos en un mundo diverso donde todos tenemos diversas opiniones, que muestran cómo está el mundo actualmente". El funcionario agregó que "fracaso hubiese sido que no se haga la cumbre".

Otro de los ministros que dialogó con este portal, también en off, fue cauto y consideró que ese tipo de declaraciones "es parte de la dinámica de las cumbres". Sobre la posibilidad de llegar a un documento consensuado entre todos los países, más la Unión Europea, cree que son muy importantes los "cara a cara" que tengan los líderes. "Las reuniones bilaterales marcan la agenda para luego confluir o no en un acuerdo porque, al fin y al cabo, el multilateralismo es la vía para el bilateralismo".

Por último, el mismo funcionario, que está desde la primera hora en el Gabinete de Cambiemos, señaló que tanto China como estados Unidos "van a llegar a un acuerdo" y bajar los decibles en su escalada por la guerra comercial.

Este conflicto entre China y Estados Unidos marca el ritmo de una cumbre a la que Cambiemos quiere llevar a un documento de consenso con temas más abstractos y que tienen que ver más con el futuro del mundo que con la coyuntura actual.

LEER MÁS: El G20 no se salvó de las redes sociales y tuvo su lluvia de memes