El gobierno de Cambiemos amplió un 35% el presupuesto destinado para la organización de la Cumbre de Líderes del G20. Ahora, con un incremento de más de 260 millones de pesos, la cifra superó los 1.000 millones de pesos.

Faltando menos de dos meses para que se celebre la Cumbre de Líderes, el Gobierno subió el monto a favor de OYMYAKON S A. - FYN S.A. UNION TRANSITORIA para "dotar de mayor eficiencia la organización y celebración" el evento que se realizará en esta capital entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre próximos. La medida se oficializó a través de una Decisión Administrativa publicada en el Boletín Oficial, con las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

A través del texto oficial, el Poder Ejecutivo aprobó la "ampliación de orden de compra abierta" emitida a favor de OYMYAKON S.A.-FYN S.A. UNIÓN TRANSITORIA, en el marco de la Licitación Pública realizada con el objeto de contratar los servicios de organización integral de la Cumbre de Líderes del G20.

Al mismo tiempo, autorizó a la Coordinación General Unidad Técnica G20 -dependiente de la Jefatura de Gabinete- a emitir la correspondiente Orden de Compra a favor de la Unión Transitoria por un total de 262.437.146,84 millones de pesos, "en las mismas condiciones y precios pactados en la Orden de Compra original". OYMYAKON-FYN había presentado una oferta original de 749.820.419,54 millones de pesos, por lo que en total percibirá poco más de mil millones de pesos.

Al contrario de lo que hace el Gobierno, el elevado costo de la organización fue la razón por la que Cristina Kirchner se negaba a llevar a cabo la reunión en el país. Desde su entorno señalaban que "es un monto alto el que hay que destinar y es caro para un país como el nuestro costear ese gasto".

En esta nota