A través de un duro comunicado, la jugadora de fútbol Macarena Sánchez contó que fue desvinculada del Club Deportivo UAI Urquiza, donde se desempeñaba como delantera, y denunció una serie de “mecanismos fraudulentos” que utiliza la institución a la hora de contratar y pagar los sueldos tanto de ella como de sus colegas “por la simple razón de ser mujeres”. Por esto, reclama que se reconozca y regularice su vínculo laboral.

“El Club UAI Urquiza, por medio del Director Técnico del plantel de Primera División de AFA -previa reunión con la dirigencia del mismo-, le comunicó a Macarena, el pasado 05 de enero, que quedaba desvinculada de sus funciones como futbolista”, sostiene el comunicado.

En el mismo se aclara que, por estar a mitad del Torneo Primera División “A”, no podrá ser convocada por otro club hasta la apertura del próximo y se quedará “sin trabajo, como mínimo, por los próximos 6 meses”.

Una de las abogadas de Sánchez, Melisa García, contó a El Destape que el club no dio explicaciones sobre por qué decidieron desvincular a la ex delantera. “El motivo lo desconocemos, no hay una razón específica de la desvinculación”. Lo único que dijo la institución, afirmó, fue que “iba a prescindir de sus servicios como jugadora”.

En este sentido, aseguró que fue algo “totalmente inesperado” para Sánchez. “De hecho, ella estaba gozando de sus vacaciones, esperando a la pretemporada”, afirmó, y agregó que “el carácter de jugadora profesional” que tenía Sánchez y el resto del equipo de UAI Urquiza “está encubierto, porque el fútbol femenino tiene carácter amateur”.

Por esto, “todas tienen otro tipo de vinculaciones laborales, como tareas administrativas, que pone a disposición el club ‘supliendo’ de esta manera un salario”. “No está regulado esto por el club, esto es totalmente fraudulento y en negro. No responde al carácter de jugadora profesional que tiene”, subrayó.

Embed

“Tenemos la certeza de que el incumplimiento está dado por ser del género femenino. No es que no hay mecanismos o presupuesto, simplemente, la profesionalización está pensada solamente para el fútbol masculino. El femenino la única opción que tiene es el amateur”, planteó la letrada.

Según afirmó la abogada, estas irregularidades no tienen que ver con la falta de un marco regulatorio vigente para el fútbol femenino; de hecho, éste existe. El problema es que ni UAI Urquiza ni la AFA lo han reglamentado.

“La legislación internacional está. Las disposiciones de FIFA plantean específicamente la igualación de género, lo cual incumple AFA y el club porque no hay una regulación donde mencione jugadores en carácter de hombres y mujeres; el fútbol profesional sólo está pensado para hombres”, cuestionó García.

Además, sugirió que “casi en ningún club, salvo en la Selección, hay un reconocimiento de jugadoras profesionales remuneradas de esa forma”. En este contexto, el reclamo del equipo de abogadas y la propia jugadora le hacen al club, es “que se resarza su situación y se la reconozca como jugadora profesional”. “Si se la desvinculó como jugadora profesional, que se la indemnice como tal”, sentenció García.

Embed

En esta nota