Cristina Fernandez de Kirchner es una persona que genera amores y odios. Pero pocos tan ilógicos como el rechazo a todo lo que tiene la letra "k".

En la localidad de General Pico, La Pampa, un hombre odia tanto al kirchnerismo que tomó una insólita decisión: cambió la letra K de la marca de su auto por una C. "Tengo un encono personal, no la nombro”" con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo en declaraciones a Radio Mitre.

Luis Rolero explicó que "detesta" a la exmandataria y actual senadora y por ello le puso una letra C a su Renault Koleos.

“Soy anti K. La odio, no la nombro“, repitió Rolero, y argumentó por qué eligió la letra "C" para el reemplazo: “La ‘C’ para mi representa varias cosas: ‘Corruptos’, ‘Cebra (yegüa rayada)’, ‘cínica'".

El pampeano no paro de insistir en su sentimiento anti kirchnerista y manifestó que cuando Fernández de Kirchner dejó su cargo en diciembre de 2015, él se hizo un tatuaje de una bandera argentina con dos águilas que “explica que la Argentina revive". Asimismo, insistió que la ex presidenta "fue lo peor que le pasó a este país“.

LEÉ MÁS: Cristina: "Votaron en contra de YPF nacional y ahora a Macri no se le cae Vaca Muerta de la boca"