La aerolínea low cost Flybondi realizó una masiva cancelación de vuelos en las últimas 48 horas y complicó el viaje de más de 4.000 pasajeros, mientras se evalúa su suspensión por los constantes problemas técnicos.

El aeropuerto de El Palomar es el epicentro del conflicto, ya que allí se quedaron varados la mayor cantidad de pasajeros, quienes reclaman soluciones para volver a sus hogares o viajar a sus destinos.

La compañía atraviesa su peor momento desde la llegada al país. Desde el jueves, las cancelaciones no paran y la furia de los clientes sigue en aumento.

En lo que va del domingo, Flybondi ya dio de baja vuelos entre El Palomar y Salta, Neuquén, Bahía Blanca y Tucumán, además de tener demorados el resto de los trayectos.

En conversación con la señal de noticias C5N, pasajeros expresaron que la empresa no da respuestas y que ofrece reprogramar los vuelos hasta dentro de 72 horas.

Por razones de seguridad y las constantes fallas, el fiscal Jorge Di Lello pidió días atrás la suspensión de las actividades de la aerolínea y del aeropuerto.

En esta nota