En momentos en los que se dispara el dólar cerca de los 24 pesos y Dujovne negocia con el Fondo Monetario Internacional, los funcionarios del gobierno de Cambiemos no quisieron interrumpir su costumbre del 'picadito' de todas las semanas.

Esta vez, el presidente no formó parte del partido, según informó el diario Perfil. Pero los que si estuvieron presentes fueron el vicejefe porteño Diego Santilli, el secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, el intendente de San Miguel, Jaime Méndez.

También, el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, y el vocero presidencial Iván Pavlovksy. El partido se jugó el miércoles por la tarde-noche convocados por el vocero presidencial.

Como el césped de la cancha de la residencia de Olivos se está acondicionando para el invierno y no está en condiciones de usarse durante un mes, los funcionarios nacionales, porteños y provinciales cambiaron de destino y jugaron en la cárcel de San Martín, la unidad 48, que tiene un régimen especial cerrado y abierto para presos.

LEÉ MÁS: Mauricio Macri se reunió con Nicolás Dujovne en Olivos por el acuerdo con el FMI

En esta nota