El monumento histórico mas visitado de Europa está en llamas. La estructura de carpintería que sostiene el techo que data del año 1220 así como la flecha se han derrumbado.

Los 400 bomberos movilizados no logran apagar el incendio. Los helicópteros no pueden intervenir porque sería contraproducente según indican las autoridades que gestionan la lucha contra las llamas: el peso del agua provocaría un derrumbe de lo que queda de la estructura. Otro de los problemas que enfrentan los bomberos es que hay poco espacio para acceder a la estructura en llamas.

El incendio se declaró a las 18.50 hora de Francia. Los bomberos demoraron su intervención porque hubo que evacuar a todos los habitantes de la isla de la Cité.

El presidente francés, Emmanuel Macron, debía hablar a las 20 por televisión para anunciar medidas en respuesta a las movilizaciones de los “chalecos amarillos, pero anuló su discurso y se dirigió al lugar del incendio así como el Primer Ministro y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

El fuego progresa ineluctablemente. Se teme por las inmensas reliquias que guarda la catedral: cuadros, vitraux, el órgano, objetos de orfebrería y ornamentos litúrgicos.

¿Cómo es posible que esta emblemática catedral, visitada por 13 millones de personas por año y que logró sobrevivir a dos guerras mundiales, se esté incendiando en el 2019?

En esta nota