La sobrecarga de proyectos nuevos en tan poco tiempo parece ser, nuevamente, un problema para Fox. La productora esperaba lanzar 6 películas entre 2019 y 2020, que se sumaban a dos para este año, pero ahora se vio obligada a retrasar (otra vez) la fecha de estreno de 2 de sus trabajos más esperados: X-Men: Dark Phoenix y Los Nuevos Mutantes.

Tal parece que en 2018 nos tendremos que conformar con el estreno de Deadpool 2. La continuación de X-Men: Apocalipsis debería ser lanzada en Estados Unidos el 2 de noviembre, pero ahora fue postergada hasta el 14 de febrero de 2019. En tanto, Los Nuevos Mutantes, cuyo estreno estaba programado para el 22 de ese mismo mes, debió ser modificado para el 19 de agosto del año que viene.

Esta última pregunta, incluso, ya había sido reprogramada con anterioridad. Su fecha original de estreno era abril del 2018, pero no se pudo dar. ¿Será mucha sobrecarga de trabajo para los productores, o es algo más?

Embed

Algunos vaticinan que, por la mala recepción que tuvo la última entrega de los jóvenes X-Men, tal vez Fox intenta reconquistar al público con una producción centrada en el personaje de Jean Grey, mientras que Los Nuevos Mutantes buscaba ser más aterradora e introducir un nuevo personaje. Esto ya había retrasado el estreno previamente, por lo que la productora podría estar considerando invertir más tiempo en sus trabajos.

Otras versiones sugieren que podría tener algo que ver con el pase de los derechos de X-Men a manos de Disney, aunque Fox aún no dio explicaciones.

LEÉ MÁS: ATENCIÓN CINÉFILOS: ¡VUELVE INDIANA JONES!

En esta nota