"La decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York sienta un precedente internacional", afirmó el presidente del BCRA, Alejandro Vanoli. Explicó que "garantiza de manera decisiva la inembargabilidad de las reservas del Banco Central frente a la pretensión de los fondos buitre y demuestra que el BCRA desarrolló una estrategia correcta en este litigio".

Vanoli se expresó así tras conocerse que el Central obtuvo sentencia favorable de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, por la cual se pone fin a la demanda conocida como alter ego, iniciada en 2006 por los fondos buitre NML y Elliot Management.

El fallo de la Corte de Apelaciones ordenó al juez del distrito sur, Thomas Griesa, desestimar la demanda de los buitres, orientada a embargar activos del BCRA. La Corte afirmó que Griesa se equivocó al decidir que el Banco Central no tiene inmunidad soberana porque constituye un alter ego de la República Argentina. También advirtió que la utilización de una cuenta del BCRA en la Reserva Federal de Nueva York no constituye actividad comercial que pueda conducir a la pérdida de la inmunidad soberana con que cuentan las reservas.

Luego de que Griesa hubiera trabado embargo sobre los activos del Central depositadas en la Reserva Federal de Nueva York, fue levantado en 2013, tras siete años de sustanciación. Quedaba pendiente de resolución el planteo de fondo (declaración de alter ego) que realizaron los buitres con el fin de que las reservas quedaran afectadas al pago de la deuda soberana de la Argentina. Su argumento fue la supuesta falta de independencia del BCRA respecto del Gobierno nacional. También pretendieron hacer extensiva a la autoridad monetaria la renuncia de inmunidad soberana efectuada por la República Argentina al emitir los títulos de deuda.

Ante dicha pretensión, el orgqanismo interpuso un pedido de desestimación de la demanda (motion to dismiss), pedido que fue rechazado por el juez en 2013. Esta decisión fue apelada por el BCRA y por la República Argentina y los argumentos de las partes fueron explicados ante la Corte de Apelaciones en una audiencia celebrada el 10 de diciembre de 2014.

En el día de la fecha, la Corte falló a favor del BCRA en una contundente decisión, receptando la postura argentina. Así, ha decidido que el Gobierno no ejerce control respecto a las operaciones diarias que realiza el BCRA, por lo que el status jurídico se mantiene en forma separada. También se consideró que la renuncia a la Inmunidad Soberana que hiciera la República Argentina no alcanza a su Banco Central.

Por estos motivos, la Corte dejó sin efecto la sentencia del Juez Griesa del 26 de septiembre de 2013 y le instruyó desestimar la demanda entablada contra el Banco Central. Con esta decisión, la Corte de Apelaciones ratifica la postura argentina según la cual las reservas son inembargables porque están protegidas por la Ley de Inmunidad Soberana de los Estados Unidos.