La ONU votó la creación de un marco regulatorio para la reestructuración de deudas soberanas volvió a obtener un "apoyo masivo". A ello el canciller Héctor Timerman lo calificó como "un triunfo" para la posición argentina y del G77.

En declaraciones formuladas en Quito en el marco de la sede de la Unasur, Timerman señaló a la prensa que "se votó en Naciones Unidas el segundo tramo del marco regulatorio para la resolución de deudas soberanas impulsado por Argentina y el G77" y que, a pesar de "la enorme presión que recibieron muchos países por parte de algunos organismos internacionales, el apoyo abrumador hacia la posición de Argentina y el G77 indica que otra vez tuvimos un triunfo".

En ese sentido remarcó que en la votación de hoy en la ONU la ratificación del inicio de la discusión del tema, la conformación de un comité ad hoc y las fechas en la que será tratado obtuvo una aprobación por 128 votos a favor 16 en contra y 34 abstenciones. "Estamos muy contentos porque hoy se discutió la forma en que se va a negociar el marco regulatorio a partir del 1 de enero próximo", dijo Timerman.

El canciller insistió en que se volvió a repetir "el apoyo masivo de todos los países del mundo a la necesidad de que Naciones Unidas redacte y apruebe un marco regulatorio para que de una vez por todas sean todos los países los que decidan cómo se resuelve el tema de las deudas soberanas y no solamente la justicia de un país o las decisiones a veces inentendibles de un juez" los que definan cuestiones de este tipo.