La Cancillería calificó como un "logro histórico" que una comisión de la ONU apruebe un listado de principios que rijan los procesos de reestructuración de deudas soberanas. Permitirá que se realicen de manera eficiente y ordenada, sin los obstáculos que representan en la actualidad el accionar de los fondos buitre.

El acuerdo se concretó en el marco de la Tercera Sesión del Comité Ad Hoc sobre Procesos de Reestructuración de Deudas Soberanas de las Naciones Unidas. El próximo paso será su aprobación en la Asamblea General, en septiembre próximo, tras ser debatido por la la totalidad de los países miembros del organismo.

El documento plantea los principios del derecho soberano que tienen los Estados a reestructurar su deuda, la inmunidad soberana, el respeto por las mayorías calificadas en los procesos de reestructuración, el tratamiento equitativo, así como la buena fe, transparencia, imparcialidad, legitimidad y sustentabilidad.

La delegación argentina que participó del encuentro contó con la presencia del secretario de Relaciones Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco, y de la Representante Permanente argentina ante Naciones Unidas, Marita Perceval.

La apertura de la jornada de hoy contó con la participación del presidente en ejercicio de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Denis Antoine. Asimismo, de manera previa a la adopción del Informe, el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz realizó una presentación en la que destacó que el resultado logrado por el Comité Ad Hoc "es el primer paso para la creación de un marco legal multilateral para la reestructuración de deudas soberanas".

"Este nuevo logro histórico, junto con otros avances que se han dado en el último año en otros foros internacionales y con la adopción de legislaciones anti-buitres, permitirá limitar a futuro la especulación desenfrenada de los fondos más recalcitrantes del sistema financiero internacional, sentando un precedente global que deberá ser reconocido y respetado en todas las jurisdicciones en donde se entablen litigios en materia de deuda soberana", subrayó la Cancillería en un comunicado.